La Muerte de Iván Ilich y otros relatos

El autor nos hace reflexionar sobre algo de lo que no podemos escapar...

León Tolstói

Ni si quiera lo hago conscientemente cuando escojo los libros que voy a leer, pero las últimas novelas que he leído son muy reflexivas con la muerte. Y este es el culmen de dicha reflexión. Os quiero hablar del gran León Tolstói, y sus relatos: La Muerte de Iván Ilich, Los Tres Ermitaños, Tres Muertes y El Ahijado.

Hay obras mucho más destacadas de este escritor, pero me gusta empezar conociendo a los autores poco a poco. Si un libro os gusta, o simplemente os apetece leerlo, no os fijéis si es el más vendido o el más famoso, porque a veces os llevareis sorpresas. Descubrir caminos nuevos es más seductor.

LA MUERTE DE IVÁN ILICH

¿Qué es la muerte? Una reflexión fascinante a través de la historia de Iván Ilich donde León Tolstói reflexiona sobre la vida y la muerte.

Es cierto que las personas tememos la muerte, pero ni si quiera la comprendemos. Es un temor hacia lo desconocido, hacia lo que creemos que es el fin. El autor nos ofrece en este relato de apenas 80 páginas la visión más angustiosa de la muerte y la más afable.

Al final el autor nos hace reflexionar sobre algo de lo que no podemos escapar, y sin embargo nos pasamos la vida evitando. Obviando su presencia. Como caminar sin mirar el suelo.

Este primer relato es considerado una novela corta. De hecho, se comercializa también de forma individual sin los tres posteriores relatos que comentaré a continuación.

LOS TRES ERMITAÑOS

Nunca había leído ningún libro de este autor, y me ha sorprendido mucho su relación tan estrecha con lo religioso, ya que su relación con la iglesia estuvo llena de sobresaltos.

Si no eres religioso, no te asustes; de todo se aprende. Merece la pena pararse a leer estos pequeños relatos, no solo por deleitarnos con su buen hacer en la escritura, si no porque guía a sus lectores mediante reflexiones filosóficas muy interesantes.

En este caso, el relato deja entrever nuestros prejuicios y aquello que nos hace únicos. Es cierto que Tolstói encamina el texto hacia lo religioso, pero eso no le resta importancia a la “fábula” que nos quiere contar: tres misteriosos ermitaños que viven en una isla desierta. No saben hablar ni comunicarse. Según cuentan, quieren acercarse a Dios.  

TRES MUERTES

En este relato el autor vuelve a tratar la muerte; una cuestión que a Tolstói le recorría la cabeza hacia el final de su vida. En esta ocasión pretende enseñarnos cómo puede variar la muerte. Al final tengas lo que tengas ese será el fin de todo ser vivo en la tierra.

EL AHIJADO

Por último, el autor escribe un relato, un poco más largo que los dos anteriores, donde diferencia entre el bien y el mal; y plasma con claridad su famosa teoría de la no violencia. También deja ver su lado más religioso, aunque más sutil que en Los Tres Ermitaños.

A diferencia de los anteriores tiene un toque de suspense, y deja abierta la puerta a la imaginación del lector. Puedes sacar tus propias conclusiones.

Es muy interesante después de leer los relatos interesarse por la vida de León Tolstói, pues sus obras cobran mucho más sentido. Yo investigué sobre su historia después de leer el libro. Me gusta pensar por mí misma y sacar mis propias conclusiones antes. Es un reto.

***

No cabe duda de que la vida y obras de este gran escritor es muy interesante. Si os apetece que hagamos un artículo sobre él, podéis ponerlo en los comentarios 😉

Si quieres estar al tanto de las novedades de la web, puedes seguirnos en Instagram

¡Ayúdanos a mejorar con tu comentario!

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.